18/06/2024
Catas

Punta de flecha 2019

punta de flecha

Punta de flecha 2019

Viticultura

Ficha:

Bodega: Punta de flecha
Denominación: Vino del pais. Serranillos del Valle (Madrid)
Tipo: Tinto Natural. Pie franco. Suelo arenoso
Uvas: Garnacha 100%
Graduación: 15%
Crianza: Fermentación en tinaja de barro con levaduras autóctonas del propio viñedo y 11 meses de crianza en barrica de roble americano.
Temperatura de servicio: 12°C.

PVP.: 13€
Nuestra puntuación: 96/100

punta de flecha

El vino:

Proyecto:

El proyecto Punta de Flecha nace en 2009, cuando el bodeguero Alex López se hace cargo del viñedo de la familia.

Este viñedo es el último de la localidad de Serranillos del Valle (Madrid) pues, tras el boom de la construcción, se arrasó con todo el patrimonio vitivinícola de este municipio. Por ello, esta última joya plantada en 1940, se merecía un cuidado especial.

Trabajan el viñedo de una forma diferente, respetando sus ritmos sin ningún tipo de químicos. Se lleva a cabo con una ecología totalmente estricta, tratando el viñedo con fermentados y decocciones de diversas plantas, como pueden ser Ortigas, Cola de caballo, Caléndula y Manzanilla. Todo ello, le aporta al viñedo una salud y un rejuvenecimiento total.

En estos últimos años, al proyecto se le han sumado varios viñedos de las localidades de Batres y Cubas de la Sagra, con la misma filosofía de ecología estricta.

La uva que se consigue de dichos viñedos, se elabora de forma individual con las levaduras autóctonas de cada paraje; preservando la identidad de cada viñedo, sin usar químicos ni en su fermentación ni en su embotellado; y aprovechando los ritmos de la luna para las labores en bodega. De esta forma, se consigue dotar al vino de una identidad más pura.

Auguramos un futuro bastante fructífero para  un aguerrido viticultor y enólogo que se atreve con un proyecto de tradición renovada, respetando la elaboración ecológica y de antaño.

Viñedos:

Los viñedos se encuentran situados en la zona suroeste de la comunidad de Madrid y parte de la zona noreste de Toledo dividido en 7 viñedos diferente.

Se dividen en 6 viñedos de garnacha y 1 de uva Malvar.

Cada uno de los viñedos se trabajan de forma diferente, unos viñedos que solo se desbrozan la hierba en primavera otros que pasan el tractor y otros incluso que se mantienen con otros arbustos como retamas almendros todos ellos dentro del propio viñedo.

Para curar, abonar y fertilizar los viñedos utilizan plantas que recolectan  alrededor.Las plantas que más usan a tal efecto son ortigas, caléndulas, cola de caballo, ajo y manzanilla.

Lo curioso está en la forma de plantación son viñedos que se plantaron a pie franco, son de los últimos viñedos de Madrid que se encuetran en este formato de plantación.

punta de flecha

La producción media es de 700 kg/hectarea.

El viñedo más antiguo es de 1940 es el último que se encuentra en el municipio de Serranillos del Valle, con esta uva elaboran  570 botellas que  se destinan  al crianza Punta de Flecha Viticultura.

Bodega:

La elaboración en bodega de la forma más tradicional y natural, solo se utilizan levaduras del  propios viñedos,  los ritmos de la luna y los fríos del invierno para clarificar los vinos.

Elaboran vinos con  depósitos de acero inoxidable, barricas de roble y tinajas de barro con más de 200 años.

PUNTA DE FLECHA: 570 BOTELLAS

 

 

punta de flecha

La cata:

Color: Granate

Nariz:
Fruta roja vivaz, melosidad, notas de chicle o chuches, fresas y algunas notas de cereza .

Boca:
Cuerpo medio, untuoso. Notas de fruta roja y alguna ciruela pruna cocida. Buena acidez, con un final largo.

Emociones:

Este vino tiene la fuerza que dejó impresa en esa casa la abuela Mercedes. Una mujer de las de antes, tenaz, luchadora, trabajadora y con mucho temperamento. Los recuerdos de ello quedaron impresos en su nieto y por tanto en el vino. Su espíritu, su coraje y su personalidad quedaron atrapados en aquellas paredes encaladas, donde duermen los depósitos y donde descansan ahora las barricas que lo guardan, dormido, arropado por el roble, igual que Mercedes arropaba a los nietos mientras la siesta junto a su cocina. Ese carácter dulcificado por la edad que quedaron como ciruelas embotadas para aprovechar la cosecha.

Recuerdos de ropa tendida en el callejón , mientras los gatos tomaban el sol encaramados en las piedras de la tapia del vecino, allí al fondo junto al campo.

Recuerdos de su rostro centenario ajado por el sol de la viña y la huerta, de los suelos que un dia pisó para recoger los frutos de su trabajo.

Este vino huele a un sueño de nieto orgulloso y sabe a aquellas puntas de flecha que buscaba entre los terrones de arcilla y sílicehuele  bien. Sabe aún mejor

Artículos relacionados

Laudum Monastrell Roble 2019

Nacho Coterón

Pataliebre 2019 Viognier

Eva García Barahona

Champagne David Léclapart L´Astre

Enrique García Albelda